Museos de coches antiguos

Si algo me gusta de visitar un país es ir al museo del automóvil. Ya sabéis mi fascinación por los coches antiguos. Siempre me han seducido, pero la verdad es que como son tan costosos uno solo puede soñar con ellos. Creo que al final eso es lo que ocurre con todas las fantasías, que son un poco irreales. Pues nada, que se ha vuelto una especie de tradición o ritual eso de ir a una ciudad y entrar al museo del automóvil. Obviamente no lo hay en todas partes, pero sí en muchos de los sitios que he visitado.

Es increíble los coches que se conservan en estos museos. Muchas veces he encontrado en estos sitios hasta el primero coche que rodó por el país. Uno se llena de historia y conocimientos con las anécdotas que nos cuentan en estos espacios.

Los coches antiguos son fascinantes. En ellos se acumula la historia de un país, de su gente, de sus costumbres. No es lo mismo encontrarse un coche antiguo en Londres que uno en La Habana. Aunque esta última es prácticamente una ciudad museo, porque allí todavía circulan coches de hace casi un siglo de existencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *