Los regalos de boda más comunes

Que nos proporcionen un mago para bodas puede ser uno de los regalos más sorprendentes que nos puedan hacer en estos tiempos. Mas siempre queremos tener guardados del día de nuestra boda aquellos presentes comunes, que por los siglos de los siglos las personas se han obsequiado en este tipo de eventos.

Por ejemplo, están los portarretratos, siempre hay quien nos regala uno; o el juego de vasos de cristal fino que nos dio la abuela y que tiene más de 50 años de guardado; el vestido sensual para la primera noche de bodas, el juego de sábanas bordadas por la tía en sus ratos libres, y que al final nunca vamos a usar porque lo queremos más como un recuerdo que como un objeto práctico en sí; el estuche de velas con aromatizante, aceites e inciensos, el juego de jabones con forma de cisne a relieve; el abanico; el espejo; la mesita para el cuarto ; y la lamparita de noche.

Siempre están los regalos más atrevidos y contemporáneos, como aquellos que nos hacen los amigos siempre en son de fiesta. En estos casos está la ropa interior más moderna, los afiches, los discos de música que saben nos pondrán por el cielo, y la comida más afrodisíaca.